FILOSOFÍA

Software Libre: ¿Árbol o Rizoma?, el debate del código abierto

“No se tiene un sistema, tan sólo líneas y movimientos”

                       –Deleuze & Guattari

denis-waitley

Resumen: Deleuze y Guattari desarrollan el concepto de Rizoma en el segundo tomo de Capitalismo y esquizofrenia. 

Un rizoma es un modelo epistemológico en el cual los elementos no tienen una jerarquía. Este modelo se contrapone al modelo arbóreo o jerárquico, en donde los elementos se encuentran subordinados unos hacia otros.

Así las cosas, el propósito del presente trabajo es doble. En primer lugar, mostrar a través de la apuesta epistemológica de los filósofos franceses que el Software libre y de código abierto funciona como un rizoma y en segundo lugar mostrar qué implicaciones tiene el rizoma-software con respecto al autor del software.

Palabras clave: Rizoma, Arbóreo, Software libre, Deleuze, Guattari.

En el primer capítulo de Mil Mesetas: Capitalismo y Esquizofrenia, titulado “Rizoma” los filósofos franceses Deleuze y Guattari presentan una serie de principios que denominan rizomáticos.

El primer y segundo principio es el de Conexión y Heterogeneidad el cual dice que: “cualquier punto del rizoma puede ser conectado a cualquier otro, y debe serlo” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 13).

El tercer principio es el de la Multiplicidad, este principio señala que un sistema rizomático, se compone de múltiples líneas y conexiones, por lo cual: “En un rizoma no hay puntos o posiciones, como ocurre en una estructura, un árbol, una raíz. En un rizoma sólo hay líneas” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 14).

En este sentido, para los autores la multiplicidad es celebrada y la pluralidad, en contraposición con la unidad, lo binario y la totalización, figuras que representan los modelos de pensamiento occidental.

Por lo tanto, la función del rizoma es: “Extirpar las raíces y fundaciones, para frustrar unidades y romper las dicotomías, difundir las raíces y ramas, de pluralización y difusión, produciendo diferencias y multiplicidades, para hacer nuevas conexiones. El rizoma afirma los principios excluidos del pensamiento occidental y reinterpreta la realidad como dinámica, heterogénea y no dicotómica”[1] (Best & Kellner, 1991, pág. 99).

El cuarto principio es el de Ruptura asignificante. Con este principio se establece que: “Un rizoma puede ser roto, interrumpido en cualquier parte, pero siempre recomienza según ésta o aquella de sus líneas y según otras” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 15). Los movimientos del rizoma pueden volver a colocarse alrededor de interrupciones, pues la sección cortada se regenera a sí misma y además sigue creciendo, creando nuevas líneas.

Dicho de otro modo, el rizoma puede ser interrumpido, cortado, segmentado en cualquiera de sus puntos, porque de estas interrupciones se pueden generar nuevas conexiones, las cuales pueden ser rizomáticos o arborescentes.

Por último, tenemos el quinto principio de Cartografía y Calcomanía: “Un rizoma no responde a ningún modelo estructural o genitivo” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 17). Con este principio los autores ponen en contraposición las ideas de mapa y calco:

“Los calcos son del orden de la copia, reproducen al infinito, no generan, no estimulan el movimiento, son inertes. Calcos son todas las hojas de un árbol […] El calco siempre debe ser colocado sobre el mapa para realizarse. Por el contrario, el mapa es una interpretación del territorio y, a la vez, sirve para recorrerlo en varios sentidos posibles” (Díaz, 2007).

Un mapa a diferencia de un calco tiene múltiples entradas, las cuales se producen y se reproducen a través de la relación de las viejas y las nuevas formas que convergen en diferentes puntos del rizoma. Por consiguiente, Deleuze y Guattari presentan un ejemplo, el cual citamos a continuación:

“La orquídea desterritorializa al formar una imagen, un calco de avispa; pero la avispa se reterritorializa en esa imagen. No obstante, también la avispa se desterritorializa, deviene una pieza del aparato de reproducción de la orquídea; pero reterritorializa a la orquídea al trasportar el polen. La orquídea y la avispa hacen rizoma, en tanto que heterogéneos. Diríase que la orquídea imita a la avispa cuya imagen reproduce de forma significante (mímesis, mimetismo, señuelo, etc.) pero eso sólo es válido al nivel de los estratos –paralelismo entre dos estratos de tal forma que la organización vegetal de uno imita la organización animal del otro-” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 15).

Un rizoma es un mapa y no un calco, por lo tanto, la orquídea hace mapa y no calco de la avispa y esta misma relación también se sostiene a la inversa, con lo cual se produce un movimiento desterritorializante, pues la relación que sostiene la avispa y la orquídea está en constante movimiento. De este modo, la relación nunca es la misma y cuando pretende serlo, siempre es de forma distinta. Por el hecho de que, la orquídea no produce un calco de la avispa, sino que crea un mapa.

En síntesis, observamos como los significantes son codificados para representar lo dado. Ya que, en esa pretendida imitación de la sociedad, o de la naturaleza, el devenir captura los diferentes códigos. En este caso la orquídea, por ejemplo, adquiere forma de avispa hembra atrayendo a la avispa macho, la cual es seducida por el disfraz de la flor, se posa en la superficie de ella y se impregna de polen. Luego esparcirá el polen en otras orquídeas, fecundándolas. De cierto modo, pareciera que la orquídea imito a la avispa. Pero, lo que en realidad sucede es que la orquídea devino momentáneamente en avispa, puesto que, entre la avispa y la flor circulan intensidades. No se produce ni imitación ni semejanza, sino el surgimiento de series heterogéneas a partir de un rizoma común, a saber, el rizoma de fecundación.

portadaguillesguatari2

Por otra parte, Deleuze y Guattari realizan una crítica al pensamiento que denominan arborescente, el cual definen de la siguiente manera: “la lógica del árbol es una lógica del calco y de la reproducción”, (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 17). Por consiguiente, el pensamiento arborescente se encuentra en contraposición con el rizomático, porque este último funciona como un mapa, es decir como un sistema abierto: “el mapa es abierto, conectable en todas sus dimensiones, desmontable, alterable, susceptible de recibir constantes modificaciones. Puede ser roto, alterado, adaptarse a distintos montajes iniciando por un individuo, un grupo o formación social” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 18). Por ende, el rizoma puede conectar un punto con otro cualquiera. El árbol por el contrario se identifica con la lógica binaria y la ramificación dicotómica. Por ello, Deleuze y Guattari intentan ir más allá de la lógica binaria, la cual ha tenido prisionero al pensamiento occidental desde hace siglos.

El árbol se ha convertido en una metáfora que muestra cómo piensa Occidente. El tronco representa la base o, mejor dicho, la unidad en la que todo descansa. Las formas arborescentes se caracterizan por ser troncales, es decir, que tienen un sentido unidireccional, un principio de homogenización. Lo rizomático, por otra parte, es un conjunto de ramificaciones, es un campo en el cual se unen y se reúnen múltiples elementos; además convergen multiplicidades con diversas entradas y salidas.

Lo rizomático se anida en un plan de consistencia que actúa bajo un agenciamiento que amplía las dimensiones, en una multiplicidad que transforma la naturaleza a medida que aumenta las conexiones en diferentes direcciones: “el rizoma, avanza con múltiples brotes, se conecta a partir de cualquier punto con otro, está hecho de direcciones cambiantes” (Aladino, 2015).  El árbol en cambio, no aumenta sus conexiones ni las direcciones, ya que este sólo ocupa una posición fija. El árbol pone sus raíces profundamente en la tierra, por lo que, se configura como un punto estático y la única forma que tiene de crecer es hacia arriba.

Los sistemas de red: ¿Árbol o Rizoma?

arbol-o-rizoma

Como señalamos anteriormente el calco funciona replicando las estructuras existentes, y por el contrario el mapa está orientado a la experimentación y la adaptación. Este fenómeno lo podemos observar en los sistemas de red. Las redes tienen un proceso de constante invención, se expanden y contraen, emergen y se alejan. Los mapas tienen múltiples vías de entrada como el ciberespacio tiene múltiples puertos de entrada.

GNU/Linux es el término empleado para referirse al sistema operativo similar a Unix. Unix es un sistema operativo desarrollado para el Proyecto GN, el cual fue iniciado por Richard Stallman un programador Estadounidense y fundador del movimiento por el software libre.

El cual tiene como propósito crear un sistema operativo completamente libre, fue asistido en su proceso de creación por Free Software Fundation y está formado en su totalidad por software libre. El sistema Unix utiliza como base las herramientas GNU y el núcleo de Linux, su desarrollo es uno de los ejemplos más prominentes en el desarrollo de software libre, ya que todo el código fuente puede ser utilizado, modificado y redistribuido por cualquiera de los términos de la GLP de la GNU (General Public License).

La GLP es la licencia más usada para Software libre, pues garantiza a los usuarios la libertad de usar, estudiar y de modificar el software. Su propósito es declarar que el software que tiene la licencia es software libre, para protegerlo de la apropiación y por tanto de la restricción a los usuarios. Esta licencia fue creada por Richard Stallman.

La principal diferencia de Linux con muchos otros sistemas operativos como Windows o Mac, es que su núcleo y otros componentes del sistema son Software libre y de código abierto. Su código está basado en el sistema Copyleft[2], este sistema funciona gracias a la reciprocidad. Es decir, que todas las obras derivadas de una pieza de Copyleft también debe ser Copyleft. Ahora bien, aunque el software libre es desarrollado a través de la colaboración, frecuentemente se producen de forma independiente el uno del otro. Esta independencia funciona como un agenciamiento:

“Hay, pues, agenciamiento muy diferentes, mapas-calcos, rizomas-raíces, con coeficientes de desterritorialización variables. En los rizomas existen estructuras de árbol o de raíces, y a la inversa, la forma de un árbol o la división de una raíz, pueden ponerse a brotar en forma de rizoma. La localización no depende aquí de análisis teóricos que implican universales, sino de una pragmática que compone las multiplicidades o los conjuntos de intensidades” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 20).

El hecho de que las licencias de software libre permiten explícitamente la redistribución, “supone una innovación que podríamos llamar ontológica; aunque esta ontología no es tanto del ser como del devenir de los elementos implicados” (Lama, 2009), la sentencia del software libre es que todos podrán agenciarse en su devenir, pues tendrán permiso de modificar y redistribuir GNU, pero ningún distribuidor se le permitirá restringir su redistribución posterior. Está claro que la idea de la libertad de acceso que tiene el software libre, se asemeja significativamente a la idea del autor desarrollado por Deleuze y Guattari en Mil Mesetas:

“El Anti-Edipo lo escribimos a dúo. Como cada uno de nosotros era varios, en total ya éramos muchos. Aquí hemos utilizado todo lo que nos unía, desde lo más próximo a lo más lejano. Hemos distribuido hábiles seudónimos para que nadie sea reconocible. ¿Por qué hemos conservado nuestros nombres? Por rutina, únicamente por rutina. Para hacernos nosotros también irreconocibles. Para hacer imperceptible, no a nosotros, sino a todo lo que nos hace actuar, experimentar, pensar. Y además porque es agradable hablar con todo el mundo y decir el sol sale cuando todos sabemos que es una manera de habar. No llegar al punto de ya no decir yo, sino a ese punto en el que ya no tiene importancia decirlo o no decirlo[3]. Ya no somos nosotros mismos. Cada uno reconocerá los suyos. Nos han ayudado, aspirado, multiplicado” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 9).

El autor de software-arbóreo– se reserva los derechos de su obra, pues sostiene que hay una razón analógica entre el software y los objetos materiales. Además, creen que a la gente se le ha dicho que los derechos naturales de autor son una tradición aceptada e indiscutida de nuestra sociedad.

Lo que no saben es que desde un punto de vista histórico sucede todo lo contrario como lo señala Stallman:

“La idea de los derechos naturales de autor fue propuesta y decididamente rechazada cuando se concibió la Constitución de EE.UU. Esa es la razón por la que la Constitución sólo permite un sistema de copyright y no requiere uno; por esa razón dice que el copyright debe ser temporal. Establece asimismo que el propósito del copyright es promocionar el progreso –no recompensar a los autores. El copyright recompensa a los autores en cierta medida, y a los editores más, pero se concibe como un medio de modificar su comportamiento”[4] (Stallman, 2004, pág. 73).

programando

Por el contrario, un autor de software-rizomáticoconsidera que su obra puede ser utilizada por cualquiera, con la única condición de que nadie pueda negarle a otro esos derechos de libre uso, pues, en el momento que alguien suprima esa condición, está limitando su disponibilidad (por ejemplo, distribuir un código modificado, en el cual no exista la posibilidad de acceder a las fuentes modificadas) este principio rige el desarrollo de software libre. Los programadores de software que actúan de esta manera son rizomorfos, pues hacen que sus desarrollos sirvan para usos extraños.

La tarea titánica que tiene el software libre, es la eliminación del autor, como figura rígida, del mismo modo como lo señalan Deleuze y Guattari:

“Cuando se atribuye el libro a un sujeto, se está descuidando este trabajo de las materias, y la exterioridad de sus relaciones. Se está fabricando un Dios para movimientos geológicos” (Deleuze & Guattari, 2002, pág. 9), al eliminar este Dios los programadores de Software libre están generando líneas de articulación con nuevos programas, nuevas relaciones, nuevos códigos. En suma, están generando líneas de fuga, con su trabajo surgen movimientos de desterritorialización y de desestratificación. Pues permiten que este sea re-configurado cuantas veces los usuarios lo deseen.

Los programadores de software libre están desconfiando de la autoridad, por lo tanto, promueven la descentralización. Su trabajo se contrapone claramente al de los programadores arbóreos, los cuales restringen el uso de su software, impiden su agenciamiento y su rizomatización. De cualquier modo, hay rizomorfos, creadores de mapas no de calcos y aunque pretenda serlo, nunca será igual, siempre diferente, siempre otra, siempre cambiando su naturaleza y metamorfoseándola.

En conclusión, podemos observar como los programadores de software libre y de código abierto han construido un rizoma.

Este rizoma software no tiene principio ni final, se encuentra en constante construcción de una diferencia. Así los programadores se encuentran siempre rápidos para generar conjunciones, uniones y descentralizaciones, siempre rizomáticos, nunca arbóreos, nada plantado todo rizoma.

Gustavo Adolfo Romero Pabón
Estudiante de octavo semestre de Filosofía en la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia.
Miembro del semillero de Investigacón AITHER.

Citas:

1 “Extirpate roots and foundations, to thwart unites and break dichotomies, and to spread out roots and branches, thereby pluralizing and disseminating, producing differences and multiplicites, making new connections. Rizomatics affirms the principles excluded from Western thought and reintterprets reality as dynamic, heterogenous, and non-dichotomous”. La traducción es propia.

2 El término surge de las comunidades que desarrollan software libre y hace referencia a una práctica que consiste en el ejercicio del derecho de autor, con el objetivo de permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de la obra. Exigiendo que los derechos de autor sean preservado en las versiones modificadas. Se aplica principalmente a programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo.

3 Énfasis agregado.

4 Tomo esta cita que hace referencia al proceso Norte Americano, pues ahí se encuentra gran parte de los desarrolladores de Software libre.

Bibliografía:

-Aladino, E. (2015). Cuatro Patios. Obtenido de Cuatro patios: http://revista4patios.com/pensamiento-rizomaacutetico.html
-Best, S., & Kellner, D. (1991). Postmodern Theory. Critical Interrogations. New York: Guilford Press.
-Deleuze, G., & Guattari, F. (2002). Mil Mesetas: Capitalismo y esquizofrenia. Valencia: Pre-Textos.
-Díaz, E. (2007). Para leer “Rizoma”. En E. Díaz, Entre la tecnociencia y el deseo (págs. 89-108). Buenos Aires: Biblos.
-Lama, J. P. (2009). La orquídea y la avispa hacen mapa en el medio de un rizoma: Cartografía y máquinas, releyendo a Deleuze y Guattari. Pro-Posiçõe, 121-149.
-Stallman, R. (2004). Por que el software no debe tener propietarios. En R. Stalliman, Internet, Hackers y Software Libre (págs. 71-78). Buenos Aires: Editora Fantasma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s