LIBROS, OPINIÓN

[PDF] México Armado, de Laura Castellanos

Sobre la violencia

No deja de ser una característica del patriarcado: La violencia es cosa de hombres.

Hay un par de párrafos en el libro México Armado, sobre los grupos guerrilleros, de Laura Castellanos que me gustan mucho. En ellos se relata cómo al principio de su actuar, las organizaciones clandestinas relegaban la participación de las mujeres en tareas que les asigna la familia burguesa: cocinar, cuidar la casa, aseo y otras más como correo, transporte y enfermería. Además, los reglamentos internos prohibían la poligamia, regulaban los matrimonios dentro de la organización e imponía obligaciones a las parejas de los militantes varones.

mexico-armado-imagen

No mencionaban nada de la homosexualidad, ni querían que las mujeres participaran en las operaciones armadas porque la revolución era para machos bragados que demostraban su virilidad en la temeridad de los enfrentamientos a tiros.

Naturalmente, las mujeres terminaron por participar en enfrentamientos armados, aunque los machos protectores -sus compañeros- no lo quisieran y, más importante aún: participaron en las decisiones directivas, demostrando la capacidad intelectual que la ruda revolución les negaba como atributo.

Leo Diéguez, México.

México armado: 1943-1981, de Laura Castellanos, Editorial Era.

Género: Relato periodístico.

Fragmento:

La presencia femenina en las filas de la organización había crecido en el transcurso de 1975 y se había incrementado durante 1976. Desempeñaban actividades de mayor riesgo porque estaban menos identificadas.

Algunas de ellas hacen trabajo de propaganda en las maquiladoras de Ciudad Juárez, participan en la investigación de las acciones, en las “repartizas”, son correos, puntos de contacto entre quienes actuaban en los operativos, en algunos de los cuales tienen “la voz de mando”.

Su número aumenta al igual que se multiplican sus riesgos, aprehensiones y muertes, destacadas por la prensa. El saldo femenino que corre de 1976 a 1978 es incierto. De algunas muchachas muertas prevalece el alias: Isabel, Andrea, Loren, Mariana o la Güera, la Chapis, la Pata, así como el de otras desaparecidas: Tere, Susan, la India. 1

Cita:

  1. La Jornada, México armado: 1943-1981. 

Descarga el PDF en el siguiente link:

México Armado, Laura Castellanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s